Acoso, abuso y violencia ejercida por Adrián Vella, profesor de la Escuela Superior de Música en San Martín de los Andes.

foto del sujeto

En este momento hay 6 testimonios por acoso, abuso y violencia ejercida por Adrián Vella, profesor de la Escuela Superior de Música en San Martín de los Andes.

 

 

 

 

-Artículo 119 del libro segundo, título 3, del Código Penal de la Nación.

Será reprimido con reclusión o prisión de seis meses a cuatro años el que abusare sexualmente de persona de uno u otro sexo cuando, ésta fuera menor de trece años o cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción.

-Por qué decimos que es abuso

  • Es abuso por que hay una relación desigual de poder (docente-alumna)
  • Es abuso porque hay una negativa expresa y corporal/Rechazo
  • Es abuso porque provoca miedo, nos cuesta reaccionar, no sabemos cuando puede ser,  se dá credibilidad a los argumentos de los varones sobre los de las mujeres
  • El abuso va desde la amenaza, al engaño, la seducción y la confusión.
  • El agresor se vale de la confianza depositada para romper los límites de la intimidad, introduciendo elementos eróticos, establece relaciones confusas

 

-Por qué cuesta denunciar

  • Implica mucha exposición,  colocando a la agredida en el banquillo de los acusados
  • No se cree a la denunciante lo primero que se hace es poner en duda sus dichos, revictimizandola.
  • La justicia representada por los jueces que no tienen formación en  perspectiva de género y las causas no avanzan, provocando desaliento

 

DENUNCIA:

REVICTIMIZACIÓN EN EL LABERINTO JUDICIAL

La primera denuncia fue tomada en la oficina de Violencia de Género por el secretario/abogado Francisco Stoul Bonorino. Después avisaron a la denunciante que se acercara a la Oficina de Defensoría con la carátula de la denuncia hecha para que le asignaran un abogado. Ese mismo día fue a Defensoría y le dijeron que no sabían por qué en la Oficina de Violencia de Género la mandó allí. Fue atendida por una mujer  que entre otros comentarios le dijo “(…)Hay que ver si te creen porque es tu palabra contra la de él y hay personas que hacen denuncias por hacerlas(…)”. Finalmente le dijeron que lo iban a citar a él y después a ella. Una hora y media después aproximadamente llaman a la denunciante para avisarle que se tenía que presentar en Defensoría la semana siguiente para informarse de la situación.

Antes de presentarse a la semana siguiente ocurre un nuevo suceso con el denunciado en el lugar de trabajo en el que se siente intimidada por él por su insistencia al querer hablar con ella. Esta última situación fue informada al Equipo Directivo de la Escuela Superior de Música y consta en acta. Al día siguiente de este hecho, la denunciante se presenta en Defensoría para informarse de que la jueza que leyó su denuncia no encontró sustento suficiente para otorgarle una medida cautelar y ni siquiera para notificarle a él. Al día siguiente vuelve a Defensoría para ampliar su denuncia con los hechos ocurridos el día anterior. En defensoría le mandan de nuevo a la Oficina de Violencia de Género para hacer esta ampliación. Acto seguido ella va a la Of. V.G para llevar a cabo la ampliación y le dicen que como esa denuncia ya está en proceso le corresponde a  Defensoría ampliarla con el/la abogada/o de turno. Cuando ella vuelve a Defensoría por tercera vez le dicen que fuera otro día porque en ese momento no había ningún abogado (Miércoles 5 de julio, 2017). El 6 de julio la denunciante acude a Defensoría, esta vez acompañada y primero vuelven a dudar de que ese caso le correspondiera a esa oficina. A continuación la atiende el abogado de turno Dr. Roberto Fernandez  quien realiza un escrito ampliando la denuncia, y en el que la denunciante solicita una medida cautelar, para enviar al juzgado de Junin. Por otro lado, ese mismo día la denunciante se dirige a la Escuela Superior de Música para entregar copia de la ampliación de la denuncia y que el Equipo Directivo sume el documento a las demás actas con el fin de elevarlas a supervisión. Ese mismo día el profesor denunciado Adrián Vella es citado por el Equipo Directivo.

Unos días después la denunciante es citada para el día jueves 20 de Julio 2017 en el Gabinete Técnico del Juzgado de Junin N°1 para una entrevista psicológica y una audiencia con el juez. La citación para la entrevista psicológica es a las 11am. Recién a las 12pm es atendida por la psicóloga Vanesa Lombardo. La denunciante pide entrar acompañada y es rechazada su petición por la psicóloga. En la entrevista la denunciante cuenta todos los hechos sucedidos desde que conoció al profesor Adrián Vella. Aproximadamente a las 12:40pm termina la entrevista. Acto seguido acompañamos a la psicóloga al juzgado de Junin donde primeramente ella tiene una entrevista de 35minutos aprox. con el juez Dr. Joaquín Cosentino y recién a las 13:40 se inicia la audiencia con el juez. En esta instancia no es respetado el artículo 12 de (ley  27/86) Asistencia Protectora. En toda instancia del proceso se admite la presencia de un/a acompañante como ayuda protectora –ad honórem-, con el único objeto de preservar la salud física y psicológica de la mujer víctima de violencia). La denunciante pide expresamente a la psicóloga entrar acompañada a la audiencia con el juez y esta se niega añadiendo las palabras “(…)no hace falta, si el juez te va a apoyar(…)”. Finalmente la denunciante por abuso del profesor Adrián Vella entra sola al despacho del Juez Dr. Cosentino donde vuelve a contar nuevamente todos los hechos sucedidos desde el inicio y pide al juez una perimetral  para el profesor denunciado  porque tiene miedo de estar sola en la calle y que le haga algo.  El juez Dr. Joaquín Cosentino le responde varias cosas:  “(…) No le quiero prohibir que se acerque a vos porque sería prohibirle que vaya a su lugar de trabajo (…) “ (…) No creo que te haga nada, se va a cuidar porque yo hablé con él (…)”. Tampoco creyó necesario hacer la perimetral porque según él lo acontecido fue en Marzo de este año 2017 y “(…) pasaron 3 meses en los que pudieron convivir en el espacio de trabajo(…). La denunciante le contestó que no hubo convivencia, que fueron muy difíciles estos 3 meses porque ella todo el tiempo trataba de evitarlo llegando tarde a las clases para no cruzárselo y una vez él fue a buscarla al aula para hablar. Finalmente el juez le contesta que como no le convenció la entrevista que tuvo con el denunciado Adrián Vella, si ella podía esperar una semana más para citarle a él a una entrevista psicológica.

El 2 de agosto, 2017, la denunciante recibe un llamado para notificarle la resolución del Juez Dr. Joaquín Cosentino. El juez resuelve, entre otras situaciones que se encuentran a continuación en el documento, una prohibición de acercamiento del profesor Adrián Vella hacia la denunciante.

IMG-20170802-WA0016IMG-20170802-WA0015IMG-20170802-WA0014IMG-20170802-WA0017

 

Desde el Equipo Directivo de la Escuela de Música San Martín de los Andes se elevaron todos los Actas recogidos a Supervisión de Neuquén, en los que se encuentran testimonios y relatos de varias alumnas y profesoras. Posteriormente la Directora de Supervisión por un lado resolvió que no había sustento suficiente para iniciar un sumario al profesor Adrián Vella , y por otro lado comunicó al Equipo Directivo que como medida de prevención sus posteriores clases serán observadas.

El 24 de Julio se citó a Adrián Vella para sugerirle no asistir a las últimas mesas de exámenes a pedido de algunas profesoras y alumnas, así como se le sugirió anteriormente que no asistiera a otras clases en las que había alumnas incómodas con su presencia. Él aceptó aún sin estar de acuerdo. También se le dio acceso a cada una de las actas notificándose de haberlas leído.

Hace unos días el profesor Adrián Vella presentó al Equipo Directivo un certificado médico solicitando una licencia por un mes, del 31/7 al 31/8.

Solicitamos a Supervisión una nueva revisión urgente de esta situación, ya que el Equipo Directivo de la Escuela de Música San Martín de los Andes depende de su respuesta para tomar otras medidas legales teniendo en cuenta la última resolución del juez Dr. Joaquín Cosentino.

 

Testimonios

Por medio del presente testimonio quisiera exponer situaciones incómodas que viví con el profesor Adrian Vella en la escuela de música mediante el ciclo lectivo 2016:

Primero, yo no cursaba la materia con el profesor Vella porque el trabajo no me lo permitía, sin embargo algunas clases presencié, en las cuales la mayor parte del tiempo el profesor se dedicaba a hablar de cosas ajenas a la materia como por ejemplo sexualidad, amor libre, problemas o situaciones íntimas de él con su mujer; teniendo en cuenta que dos de las alumnas eran menores de edad.

Me hicieron sentir incómodas varias actitudes de él hacia mi y hacia mi compañera, siempre haciendo chistes como “pórtense bien, y si se quieren portar mal me llaman”, nos invitó en reiteradas ocasiones a su estudio para darnos clases particulares y además pasaba seguido por mi lugar de trabajo (supermercado Cumepen) elegía pasar por mi caja y me invitaba de nuevo a su estudio o me preguntaba cómo estaba mi compañera.

En el grupo de what sapp que teníamos de la materia también mandaba mensajes diciendo “las quiero”, “las extraño” e invitándonos a tomar algo a la noche a algún lado; habiendo también dos menores en ese grupo.

—————————————————————–  0  ——————————————————————

Adrián Vella fue profesor mio y teníamos una buena relación. Uno de los primeros días de Marzo me invita al estudio privado donde da clases a tomar mates. Después de estar un rato hablando, la conversación se torna un poco incómoda. Él se sienta frente a mi y me besa, yo trato de sacarlo. él insiste. Por miedo a que pueda hacerme algo peor yo no le digo nada, solo trato de correrlo. Todo el tiempo intentaba tocarme y me decía cosas como “yo quiero ayudarte para ver si te gustan los hombres” o “si no querés tener problemas, no cuentes nada”. Estaba muy asustada. Suena su teléfono, atiende y yo aprovecho a agarrar mi teléfono y fingir que leía un mensaje. Cuando corta la llamada le digo que me tengo que ir y salgo del estudio, bajo las escaleras hacia la salida y estaba encerrada. Tuve que pedirle que me abra la puerta para poder salir. Los días después recibí mensajes de él pero yo dejé de contestarle. Después de unas semanas, comenzaron las clases y aunque intentaba no cruzármelo en ningún lugar, era muy difícil porque compartíamos los mismos espacios de trabajo. 
Pasaron dos meses y me fui enterando que no era la única en la escuela que había tenido una situación incómoda con él. Decido contar mi experiencia y denunciarlo. Él se entera que hablé y aprovecha un ensayo de orquesta (lxs dos trabajamos ahí) para acercarse a hablar conmigo, yo me niego, él insiste y ya en un tono elevado de voz, adelante de lxs alumnxs me amenaza diciendo “si no querés hablar y no querés pasar por esta situación, no hables más de mi”.

———————————————————————  0  ————————————————————–

A través de este testimonio quisiera exponer las situaciones que viví con Adrián Vella, profesor de la Escuela de Música.

Primer hecho que me pareció extraño, fue cuando hace un tiempo me escribió al what sapp para decirme que se encontraba toda la tarde solo en su casa, que vaya a comer y así le contaba cosas sobre Chile. Me pareció muy raro y le dije que estaba ocupada y que no podía. Otro hecho extraño, fue cuando se enteró que yo tenía tendinitis, me escribió para decirme que el sabía hacer masajes, y que podíamos encontrarnos en su estudio, así me ayudaba a mejorar con la lesión, y esto pasó las dos veces que sufrí tendinitis, incluso me ofreció venir a mi casa. En el momento que hablábamos, yo le decía que sí, que gracias, porque no me salía decirle que no, pero cuando me escribía para coordinar, siempre esquivé y dije no tener tiempo. 

Otra situación que ocurrió, fue que junto a una compañera, nos ofreció algunas veces tener la clase en su estudio, así estábamos más tranquilos y cómodos, a lo que nunca accedimos. 

Digo todo esto con la intención de sumar fuerza entre todxs lxs que nos sentimos de alguna forma intimidadxs por este sujeto, y pedir que no siga dictando clases en la Escuela de Música, pues además de todo esto, se ha apreciado una conducta violenta de su parte hacia ciertas personas, y no es justo exponer a lxs estudiantes, sobre todo lxs más pequeñxs, a esta situación.

——————————————————————- 0 ——————————————————————

“Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó. Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista, tampoco me importó. Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó.
Más tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual, tampoco me importó. Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó.

Ahora vienen a por mí, pero ya es demasiado tarde”.

Bertold Brecht, de Martin Niemöller

En San Martín de los Andes, siendo las 17:50hs del día 06 de Julio de 2017 dejo constancia:

que me presento en la Escuela de Música con el objeto de denunciar y solicitar que conste en acta de la institución dicha denuncia.

A partir de los hechos acontecidos por mi amiga y compañera, quiero dejar en acta que el profesor Adrián Vella me hizo sentir intimidada, enviándome  reiterados mensajes de WhatsApp que adjunto a continuación.

Cabe agregar que no encontré motivos para que se dirija a mí, ya que los fundamentos que revela los considero no sólo inapropiados sino además mentirosos. Tal como se puede develar en su relato impertinente y homofóbico para mí, es que en ningún momento le pregunto  “qué fue lo que pasó con mi compañera”. 

No es la primera vez que realiza este tipo de comentarios respecto a la relación que tienen dos alumnas ya que en reiteradas ocasiones, durante el año lectivo 2016, cursando la materia Audio IV con dos compañeras a cargo del profesor en cuestión, él  hacía chistes con  “doble intención” y comentarios sugerentes a la pareja, como por ejemplo relatando su relación con sus amigas lesbianas a quienes les insinuaba la posibilidad de mantener una relación sexual abierta con ellas, dejando inconclusas las anécdotas, las cuales se convertían, a mi parecer, en sugerentes. Sumado a esto, los chistes homofóbicos y sus cambios repentinos de humor.

IMG-20170806-WA0004.jpg

Estudio donde dicta clases particulares el Prof. Adrián Vella. Lugar donde ocurrió uno de los hechos y donde el profesor insiste en llevar a sus alumnas. (Cap. Drury, n° 786)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s